Un remedio para el mal genio.

Inicio / Remedios / Un remedio para el mal genio.
Un remedio para el mal genio.

Un remedio para el mal genio.

Bebida para la paz. Alimentación y enfados repentinos.

¿Últimamente te sientes de mala leche? ¿Te estás enfadando más de lo normal? ¿Sientes que últimamente saltas a la primera? ¿Te sientes especialmente irascible e irritable? ¿Crees que le has hablado a tus hijos peor de lo que se merecen? ¿O a tu pareja? ¿O al coche que tenías delante?

¡Ay ay ay! Si respondes que SÍ a alguna de estas preguntas, te interesa seguir leyendo. Te voy a contar el Remedio de Leyre Soriano para curar lo que vulgarmente llamamos mala ostia (perdón por usar palabrotas, pero quiero ser clara).
¿Qué tiene que ver la alimentación con tu mala leche o tus enfados repentinos? Pues yo te lo explico que para eso estoy.

La explicación de todo esto tiene que ver con tu hígado. Cuando el hígado está un poco sobrecargado de trabajo pendiente (grasitas por gestionar), no funciona bien y podemos sentir lo siguiente:

  • Exceso de control. Ganas de controlarlo todo y te molesta que alguien meta la mano en algo tuyo.
  • Sensación de estar descontrolado. Porque no puedes controlarlo y tampoco soportas que lo hagan otros.
  • Ira e irritabilidad. Que el vecino aparque mal su coche y tengas que hacer 30 segundos más de maniobra te enfada sobremanera. La noticia de que Urdangarín quedará libre te levantó del asiento con furia e indignación.
  • Planificas tus cosas excesivamente y da igual el tiempo que inviertas que no eres capaz de llevar tus planes a cabo. Empiezas a ver que te falta determinación.
  • Gritas más de lo normal. Tu casa es peor que el túnel de los horrores.
  • Te sientes frustrado, porque esto es cierto. Estás impaciente, planeas mil cosas, incluso con excesiva atención en los detalles, pero el resultado es siempre lo mismo.

Se acerca la primavera, un poco adelantada, pero ya está aquí. Con ella nuestro hígado se siente más activo. El invierno fue especialmente frío este año y eso invitaba a comer más grasita y aceites. Si comiste mucha carne, fritos, utilizas exceso de aceite en tus aliños o cocciones o comiste mucho en bares y restaurantes (donde usan descontroladamente el aceite). Yo que soy vegana, creo que me pasé un poquito con los frutos secos.

Las cosas con grasas nos saben más ricas y nos dan una mayor sensación de satisfacción y confort, pero la cuestión está en darles su medida adecuada.

El hígado es el encargado de procesar tóxicos (como alcohol, tabaco o cafeína), impurezas de la sangre y hormonas para que puedan ser eliminados de nuestro cuerpo. Es también el encargado jefe máximo del metabolismo de las grasas.

Si has comido de más, todavía te pesan las Navidades y sigues sin parar de quedar los fines de semana a cenar por ahí, pues el hígado no da a basto con todo esto y tus enfados repentinos son cada vez más frecuentes.

¿Y cuál es la solución?

Pues aquí te presento una bebida que te va a ayudar mucho. ¡Es muy fácil y los ingredientes nos los da el campo gratis!

Té para el mal genio de Leyre Soriano.

Ingredientes:

  • Perejil
  • Diente de León
  • Crisantemo

Conseguirlos frescos es lo ideal, pero a los urbanitas puede que se os complique esta parte. Si compras verdura ecológica directamente de alguna cooperativa o agricultores les puedes preguntar, porque esto nace por el campo y es fácil que tengan por ahí. En los campos de alrededor de mi casa este año hay muchísimo. Esto me hace pensar que lo necesitamos, que la naturaleza es sabia y nos da lo que nos hace falta.

Las hojas verdes tienen una función de limpieza del aire y cuando las comemos limpian nuestro cuerpo por dentro. Así de sencillo que te lo explico, así es. La protagonista de que esto suceda así se llama Clorofila.

Los brotes y hojas verdes contienen altas dosis de esta mágica sustancia. Es un compuesto de proteína que se obtiene en la fotosíntesis. Las plantas son capaces de obtener energía aprovechando la luz del sol y convertirla en una especie de batería. La clorofila tiene una curiosa similitud con la hemoglobina humana que es la que se encarga de repartir el oxígeno a todas las células del cuerpo. La clorofila de los brotes verdes ayuda a aumentar el nivel de glóbulos rojos en la sangre. De esta forma mejora también la calidad de nuestra sangre y la oxigenación de nuestro cuerpo.

El Dr. Yoshihide Hagiwara afirma que la clorofila se convierte en sangre en nuestro interior.

 

Si no te quieres complicar, puedes comprarlo en tu herbolario el diente de león y el crisantemo seco. El perejil en cualquier sitio lo tienes fresco, ¡ese te lo regalan en cualquier verdulería o pescadería!

Es muy irónico que algo tan impresionantemente beneficioso como es el perejil lo regalen y que te cobren una barbaridad por suplementos que no consiguen ni la mitad que el perejil en fresco.

Procedimiento:

Pones una ramita de cada uno de los ingredientes en una olla con agua y lo llevas a ebullición.

Después bajas el fuego y lo dejas 5 minutitos más.

Si lo haces con las hierbas seca pues una cucharada sopera de cada y una rama de perejil.

¡Listo!

¿A qué es fácil?

Tómate un vasito de este caldo calentito 3 veces al día durante una semana y luego me escribes en la web, o en Facebook, ¡y me cuentas el resultado! Tengo muchas ganas de que probéis el impresionante resultado. Si en vez de 3 veces al día te lo tomas 1, también lo notarás, ¡pero venga! Haz las cosas bien por una vez y deja de autoboicotear tu voluntad. Déjate de peros y esques, que no son más que resistencias y excusas para no hacer lo que sabes que te va a sentar de lujo.

Acuérdate que yo vendo unos termos de Lifeventure prácticos y bonitos, que te pueden ayudar mucho a conseguir este sencillo objetivo.

Beneficios:

Los beneficios que te aporta esta bebida, invención mía y casi mágica, son innumerables, pero está pensado principalmente para darle un buen abrazo cariñoso a tu hígado.

Te cuento algunos beneficios más:

  • Te sentirás más pacífico.
  • Estimulan el hígado y funciones de desintoxicación hepática. Eliminación de toxinas como colesterol o ácido úrico, entre otros.
  • Permite que tu hígado haga bien su trabajo y siga procesando tóxicos para poder eliminarlos.
  • Estas hojitas son grandes contenedores de hierro por eso son ideales para anemias o prevenirlas.
  • Mejora muchísimo el acné, la psoriasis, urticarias, sequedad en la piel y otros problemas cutáneos. Tu piel lucirá preciosa.
  • Es digestiva y equilibra el tránsito intestinal.
  • Diurética, genial para la retención de líquidos.
  • Aliado para pérdida de peso.
  • Antibacteriano, es bueno para gusanos intestinales u otros parásitos.
  • Mejora gripes y resfriados.
  • Migrañas, vértigos y zumbidos en los oídos.
  • Ojos irritados.

Pues todo esto con un sencillo caldito.

De todas formas te voy a repetir algo que cuento mucho en mis cursos o consultas. Estamos educados para vendernos a la pastilla o al remedio supermágico. Pero la verdad es que tu recuperación depende de ti y de la medida en que te hagas responsable de ello.

Tu vecina la de arriba con tacones no es la responsable de tu buen humor por las mañanas. Si le regalas ese poder estás perdiendo mucho. El responsable de que tu día sea algo maravilloso eres tú mismo y son tus pensamientos los que pueden destruirlo.

No podrás cambiar que tu vecina se ponga tacones, que el coche de delante vaya muy despacio o que a Urdangarín lo juzguen con justicia. Pero puedes cambiar tu actitud al recibir estas noticias. Porque la mala leche nos contamina y nos enferma. Además de que nos lleva a comer patatas fritas y otras guarrerías aceitosas que siguen empeorando la situación.

Este no es el camino fácil, ¡pero es el más disfrutón!

¡Donde hay valentía, hay camino!

 

Gracias por leerme.

Si te gusta y compartes estarás ayudando a que cada vez seamos más personas que nos cuidemos naturalmente.

Si quieres leer muchas más, puedes suscribirte a mi newsletter o seguirme en mi Facebook.

Leyre.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a mi newsletter

Estarás al día de las noticias más nutritivas, y recibirás en tu buzón mi receta de tarta de nísperos.