Receta: Queso fresco cuajado con higuera

Inicio / Recetas / Receta: Queso fresco cuajado con higuera
Receta: Queso fresco cuajado con higuera

Receta: Queso fresco cuajado con higuera

Hace unos años, divulgaba la idea de que los lácteos son “Malos”.

La vida me ha dió un buen Zasca en toda la boca con esto y con tantas otras cosas. Uno de los aprendizajes más valiosos que cultivo es que las cosas no son buenas ni malas. Todo tiene su medida y su lugar. Te hablo más de esto en el SOBRE MI.

La vida de pueblo y el cambio a la fase 1 de este confinamiento extraño, me llevó a ordeñar cabras con mis hijos en lo alto de la muela de Cortes de Pallás. Cuajarla con palitos de la higuera que crece delante de mi casa ha sido como un truco de magia sorprendente.

Así, comer un queso casero cocinado con mis hijos ha sido un gustoso y nutritivo placer.

Receta:

Ingredientes: Leche entera y palitos de higuera. Sal marina y hierbas aromáticas opcionalmente.

Necesitamos leche entera, si es fresca mejor. Puede ser de vaca, o cabra, o el animal que tú consideres.

Corta ramitas de la higuera, los brotes jóvenes que crecen en el pie del árbol son más lechosos. Al cortar, verás que se le forma una gota de líquido blando, esa es la sustancia prodigiosa que convertirá la leche en queso.

Pon la leche a calentar al fuego, no es necesario que hierva. Corta las ramitas de higuera en varios palitos y sumérgelos en la leche. Remueve lentamente mientras se cuaja con el calor bajo del fuego.

Deja enfriar el caso con todo dentro.

Saca las ramitas y  cuela con ayuda de un paño limpio o un colador fino. Aquí separamos el cuajo del suero.

Añade sal marina a tu gusto y mézclala por todo el queso.

Aprieta el paño para extraer el suero. Cuando lo tengas bien escurrido, puedes ponerlo en un vaso o molde a tu gusto para darle forma y que quede apretadito.

Si te gustan las hierbas puedes rebozarlo y le da un gusto riquísimo. Yo hice una mezcla de romero, ajedrea, pimienta, hierbaoliva y tomillo (todo cosecha propia silvestre Cortisana). ¡Qué gozo me da comer lo que me da la tierra generosa donde vivo!.

Consérvalo en la nevera y a disfrutar.

 

El suero, puedes ponerlo en la nevera e ir bebiendo fresquito. Puedes llevarlo contigo en una de estas botellas térmicas  que he rebajado para el verano. Es ideal durante o después de la práctica deportiva. Contiene la proteína de mayor biodisponibilidad. Ayuda a la formación y recuperación de tejido muscular. Para mi gusto es una bebida que esta buena así sin nada más.

Espero que te guste.

Suscríbete a mi newsletter si quieres enterarte de todo lo que cocino ;).

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.