Qué comer en tu viaje a la nieve para tener mucha energía y pocas agujetas.

Inicio / Información Nutricional / Qué comer en tu viaje a la nieve para tener mucha energía y pocas agujetas.
Qué comer en tu viaje a la nieve para tener mucha energía y pocas agujetas.

Qué comer en tu viaje a la nieve para tener mucha energía y pocas agujetas.

¿Estas preparando tu escapada a la nieve? ¡¡Qué suerte!! Con la nieve tan increíble que está cayendo este año, hay que aprovechar.

¿Qué me dices si te propongo hacerte algunas cositas fáciles que te darán mucha energía toooodo el día y pocas agujetas para la vuelta? Pues sí, con una buena alimentación se pueden conseguir estas cosas y muchas más. Con una horita de cocina puedes tener tus básicos de viaje ricos, sanos y apropiados para la ocasión. Esto mismo que te explico serviría para un viajecito de escalada en los meses más fríos.

Te voy a contar lo que me llevo yo, que es lo mismito que te voy a aconsejar a ti. Son 4 cosas que no faltarán en mi maleta. Te explico cómo cocinarlos y porqué los he elegido.

  1. Ciruelitas Umeboshi. Alcaliniza, previene la fatiga, aporta minerales mejorando la función muscular y evitando agujetas. También previene resfriados o te ayudará a sobrellevar la resaca, si se da el caso. Esto lo compras hecho y no te cuesta nada de tiempo. Yo las tomaría a modo de suplemento, una antes y otra durante la actividad física invernal. Estoy en el supuesto de irme entre 4 y 7 días. Más de esto no abusaría de las ciruelitas. Puedo realizarte una consulta personalizada si lo necesitas. Me maravilla el buen resultado que aportan las umeboshis en los diferentes deportistas que asesoro en mis consultas y que yo misma he probado también. Diría que la umeboshi te empuja a la actividad, te dispone para dar lo mejor de ti físicamente.
  2. Sopa de miso estilo Leyer-nieve.Calientan el cuerpo, mantener unos riñones bien calientes te va a dar mucha fuerza en tu actividad. Cocinarla con unos tallarines de arroz aporta energía de larga duración sin subidón de glucosa en sangre, para aguantar todo el día y que no te desmayes a media mañana. Refuerza el sistema inmunológico y previene resfriados, mejora la microbiota intestinal. Contiene fibra, proteína, vitaminas del grupo A, B, C, E y K, ácido fólico, minerales como potasio, calcio, magnesio, hierro o selenio. Es de fácil digestión. Favorece el equilibrio de la flora intestinal. Es alcalina y antioxidante
  3. Bolas de mijo y mochi. Para ir comiendo durante el día. Energía fácil y de larga duración. Ricas y prácticas. Para un ejercicio tan exigente y extenuante como son los días de nieve, es ideal ir comiendo estas bolitas.
  4. Torta dulce de trigo sarraceno y manzana. Yo me la tomaría después de esquiar, surfear, foquear o lo que hayas hecho. Para la recuperación muscular, relajar, calentar, evitar rampas musculares o mejorar el descanso.

Te explico como cocinarlas.

  • Sopa de miso estilo Leyer-nieve. Existen sobres instantáneos de sopa de miso que podrías llevarte si pasas de la cocina. Se hacen con agua hirviendo y listo rapidito.Yo he preferido llevarme mi propia sopita y ponérmela en botes a modo conserva para que me dure los 4 días sin ponerse mala.

Saltea la cebolla cortada en lunas con una pizca de sal marina. Añade el seitán en trocitos y saltea un poco más. Añade los trocitos de zanahoria, kale y vierte el agua con cuidado. Añade también la tira de wakame cortadita en trocitos pequeños y la mazorca de maíz.El miso como es un fermento no debe hervir. Yo he puesto una cucharada de postre larguita por cada bote de unos 300 ml. Vierto un poco de caldo y remuevo hasta disolver. Luego relleno el bote con el resto de la sopa con sus tallarines y verduras y lo cubro hasta el límite. Lo tapo y lo vuelvo sobre un trapo. Con la presión del calor se genera el vacío y te las llevas en conserva. Te recomiendo tomarte estas sopitas para desayunar. Como cena restaurativa también sería una opción muy buena. Lo que sí te digo es que te tomes una al día, ni más ni menos.

Lleva la sopa a hervor y luego baja el fuego, tápala y déjala cocinarse 15 minutos. Añade los tallarines de arroz integral (udon) hasta que estén al dente, con 5 minutos bastará. Ten en cuenta que lo pondremos en los botes y se pasarán un poquito. Esto de los tallarines si vas a un apartamento y te los puedes cocinar en el momento quedarían más gustosos seguro. Yo como no sé lo que me encontraré, prefiero llevarlo todo hecho y que allí sea solo calentar.

Estas sopita tan especial lleva estos ingredientes: 2 cebollas, 4 zanahorias, 3 hojas de Kale, un paquete de seitán, una tira de wakame, 4 cucharadas de postre de mugui miso, una mazorca de maíz, sal marina y 1´2 litros de agua. Todo ecológico.

  • Bolas de mijo y mochi. Cuece una taza de mijo en 2 tazas de agua, con sal marina, cúrcuma y comino (si prefieres otras especias, estará bien). Lleva a hervor, baja el fuego y tapa durante 20 minutos. Deja enfriar y verás que se hace una pasta muy manejable. Tritura 2 pastillas de mochi y mézclalo todo dándole forma de bolitas.

Prepara el aceite de oliva caliente en la sartén para freírlas. Podrías también hacerlas al horno con menos grasa. Como vamos a la nieve y al frío, nos apetecerán cosas con más grasa, si no lo tomas de una forma, la acabarás tomando de alguna otra no tan buena. Si el frito está bien hecho, bien escurrido y no abusamos, es adecuado aportarle esa chispa a la sangre.

Estas bolitas de poder y energía son rapidísimas de hacer. El mijo es un cereal integral sin gluten, fácil de digerir que cuida nuestro centro. El mochi lo venden en una especie de tacos en herbolarios (podrías hacértelo tú si te envalentonas), están hechos con arroz dulce integral cocinado y molido. El arroz integral y además dulce como es esta variedad es sinónimo de energía y vitalidad duradera. Energía para días largos de ejercicio. Para maratones, triales, natación, bici, escalada, etc. Lo que sea que te vaya a llevar un esfuerzo prolongado requiere cereal integral incuestionablemente.

  • Torta dulce de trigo sarraceno y manzana. Lavamos una taza de trigo sarraceno en un colador bajo el grifo y lo molemos con una taza y media de zumo de manzana, dos manzanas peladas y descorazonadas, y una cucharada de postre de canela. Mezclamos con una taza de copos de avena y media taza de concentrado de manzana.

Horneamos la mezcla a 180ºC durante media hora y listo. ¡¡Te advierto que está riquísimo!!

El trigo sarraceno es un cereal utilizado en Rusia y otros países nórdicos por el calor que aporta al cuerpo. Viviendo en Valencia, pocas veces resulta propio tomar algo así.

Para las cenas, yo no me llevo nada porque disfrutaré de una cervecita y lo que nos pongan en el restaurante, que para mí son vacaciones y también me gusta. Con lo que te he explicado llevamos “los deberes” energéticos y digestivos hechos.

Atiendo consultas nutricionales personalizadas (Leyre 626 168 942, también por Skype o videowhatsapp para las distancias).

 

¿Qué te ha parecido? Yo lo he tenido todo listo en una horita. ¡Tú también puedes! ¡Cuídate y pásalo genial en tu aventura!

Si no te quieres perder ninguna de mis recetas suscríbete a mi newsletter o sígueme en mi Facebook.

Si lo compartes con aquellas personas que creas que les puede interesar, te lo agradezco enormemente. Me estarás ayudando a que pueda seguir trabajando en esto que tanto me gusta.

Leyre.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a mi newsletter

Estarás al día de las noticias más nutritivas, y recibirás en tu buzón mi receta de tarta de nísperos.