Asesoramiento nutricional a parejas

0 out of 5

280,00

Categoría: Asesoramiento

Descripción

Cuando unimos fuerzas en un mismo sentido todo sucede más fácil.

Pretender llevar una alimentación cuidada puede ser una agonía, si la persona que tenemos delante no le da el mismo valor. Vamos a conciencia y compartir una visión común de las conductas que nos cuidan. Hacer equipo en esto de cuidarnos dará fortaleza a los cambios que hagamos para convertirlos en hábitos.

Vivir en pareja una alimentación saludable, hará que sintamos un empujón en los momentos complicados. Celebrar los resultados con alguien que aprecia el esfuerzo diario, es aún más gozoso.

Este pack incluye las 3 primeras consultas y el trabajo nutricional de cada miembro de la pareja por separado. En el diseño de los menús procuraré que los platos sean comunes, aunque las cantidades y/o algunos ingredientes puedan variar. Trataré que sea llevadero para no tener que cocinar cosas diferentes, atendiendo a los objetivos individuales de cada uno.

El trabajo nutricional es el siguiente:

Las tres primeras sesiones, de cerca de una hora de duración, son especialmente importantes para comprender tus necesidades y diseñar tu plan nutricional. El gran valor de mis consultas es que son para ti, no tengo menús tipo, necesito escucharte para asesorarte en tu cambio y que realmente te sirva.

Utilizo todos mis conocimientos de dietética, nutrición deportiva, psicología de la alimentación y medicina integrativa para dar respuesta a tus necesidades y diseñarte un menú concreto.

Para asesorarte utilizaré ingredientes locales y lo menos procesados posible para que puedas llevar una alimentación que te cuide. Creo en la magia de las cosas cercanas y sencillas.

  1. En la primera consulta, haremos un repaso completo de tu estado de salud, tus horarios, tipología de días (los que haces más o menos ejercicio, diferentes turnos de trabajo, fines de semana, viajes, etc.), hábitos alimenticios, actividad física, estilo de vida y tus gustos. Lo que en medicina se suele llamar anamnesis.

2. Planteamos un plan de trabajo.

Concretaremos cuáles son los objetivos que realmente podemos lograr y que vamos a trabajar en un período concreto de tiempo.

Te entregaré un informe personal con las recomendaciones y el menú inicial diseñado para ti, para tu estilo de vida, tus gustos y tus circunstancias actuales. Te explicaré el porqué de las pautas y cómo empezar. Concretaremos todo lo necesario para ponernos en marcha.

3. En la tercera consulta ya habrás empezado a aplicar ciertos cambios. Veremos lo que has hecho, lo que no, lo que te gusta, lo que te sienta bien, lo que necesitas, cambios, reajustes, consejos, orientación, formación y todo lo necesario para avanzar hacia los objetivos planteados.

Confía en mí, son años de experiencia atendiendo a cientos de personas que están contentas de lo logrado. Me alegra mucho poder decir que el 100% de los pacientes que han tenido la constancia de conectar al menos 6 sesiones, han conseguido mejoras y están contentas/os de lo logrado.

 

Mi trabajo es conseguir que tu alimentación te aporte la mejor energía para desarrollar aquello que te motive en estos momentos de tu vida. Suelo clasificarlo en estos grandes bloques:

    • Mejora de la salud y de la alimentación en general. Me llena de orgullo decir que la mayoría de mis pacientes sois personas preocupadas por lo que coméis y que recurrís a mi ayuda para seguir mejorando vuestra nutrición pasito a pasito. No estáis mal, ni enfermos, pero sentís que vuestra vida puede mejorar con un cambio en vuestras rutinas y elecciones.
    • Pérdida de peso. Sin maltratos ni confusiones, con amor propio, voluntad y constancia. Con dietas saludables, seguimiento y sensatez. Trabajando hábitos alimenticios que te cuiden y te ayuden en tu equilibrio.
    • Mujer. Alimenta tu energía femenina. Trastornos menstruales, equilibrio emocional, menopausia, disfunciones del aparato reproductor, libido, infecciones y otros.
    • Escalada y/o deporte. Mejora del rendimiento deportivo. Aprovecha tus capacidades mediante un adecuado balance energético, equilibrio nutricional, ajuste de peso, hidratación, preparación metabólica y programación de trabajo gástrico (para evitar molestias intestinales durante la práctica) para competición o proyectos, entrenamiento y días de descanso. Todo esto manteniendo buena salud.
    • Maternidad. Fertilidad, embarazo, lactancia, crianza y alimentación infantil.
    • Salud. La alimentación natural te ayudará sanar y dar pasos en tu crecimiento personal. Colesterol, anemia, regularidad intestinal, reflujos, intolerancias, afecciones gastrointestinales, diabetes, tiroides, etc.