Azahar para las madres

Inicio / Remedios / Azahar para las madres
Azahar para las madres

Azahar para las madres

Durante el último mes, he vivido impregnada por el olor del azahar de los naranjos que rodean mi casa. Uno de los mayores placeres que he vivido esta primavera. Cada mañana al abrir la puerta de casa era como un abrazo dulce.

He estado experimentando con las flores y el resultado han sido estos remedios para madres:

  • Infusión para el agobio invasivo
  • Agua saborizada para la culpa
  • Aceite esencial para nuestra propia compasión

La verdad es que ya se están cayendo las últimas flores, pero tenía muchas ganas de contároslo. La buena noticia es que venden flores secas y se pueden hacer con éstas también. O quizá, puedas conseguir algunas y secarlas tú misma en casa.

 

En los últimos meses veo en mis consultas madres que vienen preocupadas por algún problemilla de salud de sus hijos, o sencillamente por mejorar su alimentación. Hacen siempre todo lo posible por su bienestar. Son madres que se agotan hasta el extremo por darles todo lo mejor a sus hijos. Madres que a pesar de la dureza de la entrega, siempre se exigen un pasito más. Cada vez estoy más convencida de que esas madres, somos todas.

Os he visto en el supermercado haciendo la compra, empujando un carro con un montón de bolsas, abrazando a un bebé que llora, embarazadísimas dando largos paseos, o haciendo yoga, en el parque, en el autobús… y no dejo de admiraros.

A pesar de lo mucho que hacemos, no dejamos de cuestionarnos y juzgarnos por lo que no hemos hecho, o lo que hemos hecho no tan perfectamente. Parece que estemos diseñadas para la culpa. La culpa de no haber estado, de no haber dicho, de no haber hecho. La culpa siempre está ahí y muerde en lo más profundo de nuestra confianza.

Empeñadas en ver esa parte de sombra que no nos deja ver lo grandioso de lo que está sucediendo.

Lo que sucede es que somos la mejor madre del mundo. Somos la mejor madre para nuestros hijos, pero no nos lo creemos. Que cada una a nuestra manera, con nuestra mochila, con nuestro lastre emocional, le estamos dando todo nuestro amor a nuestros hijos. Cada día, cada mañana, cada tarde, cada noche, día tras día y año tras año. El cariño que tú le das a tus hijos, lo llevará siempre consigo y hará que este planeta sea un lugar mejor también para mis hijos e incluso mis nietos.

Así que hay algo muy fuerte que nos une a todas. Nosotras, madres que hemos vivido la fuerza de la naturaleza desde nuestras entrañas. Nosotras que hemos sido parte de la vida que se abre camino.

Antes que ser ingeniera, diseñadora, limpiadora, informática, alpinista… somos madres. Aunque a veces nos de rabia admitirlo, pero somos MADRES con mayúsculas. Madres que hacemos que este mundo, o universo, o lo que sea que estamos viviendo aquí, sea mejor aún. No se te ocurra infravalorarte por no ser otra cosa que madre. Yo te digo -Gracias por ser la madre que eres. -Eres la mejor madre del mundo y no permitas que la culpa o el autojuicio te hagan olvidar esto.

Puedo comprenderte porque soy madre, igual que tú, puedes comprenderme a mí. Cada vez que observas a otra madre puedes ponerte fácilmente en su piel. Un abrazo entre madres, nos devuelve a lo que somos realmente, pero con mucha más fuerza. Es el abrazo más compasivo, cálido y reconfortante.

Estos son mis remedios de azahar:

 

  • Infusión de azahar para el agobio invasivo.

Esto es para aquellas que estáis al borde de la locura, que sentís cada minuto que ya no vais a poder dar más. Que sentís que vuestro hijo os ha invadido la vida entera y ya no podéis soportarlo. Que los días son eternos y las noches más aún, y os estáis desangrando. Para todas vosotras os recomiendo este té de azahar.

Receta del té de azahar para el agobio maternal:

Puedes utilizar 2 capullos frescos recién cortados del árbol (con 2 será suficiente que aromatiza mucho) o una cucharada de las de moka de flor de azahar seca (si no tienes naranjos cerca).

¼ litro de agua, un trozo de piel de naranja y media cucharada de postre de miel. Hervir 5 minutos las flores y la piel de naranja. Dejar atemperar y añadir la miel.

 

  • Agua saborizada para la culpa.

Para aquellas que cogisteis la puerta de casa y os alejasteis para coger aire y respirar. Pero que sentís la culpa de haberos rendido como un martillazo en el alma. Para vosotras os recomiendo el agua saborizada.

Receta del agua saborizada:

1 cucharada sopera de flores de azahar frescas o secas (si no tienes naranjos cerca).

Pon las flores en medio litro de agua. Introduce también la piel de media naranja y déjala reposar a temperatura ambiente toda la noche. Puedes

Al día siguiente añade el zumo de media naranja para  hacerlo un poquito más dulce. Puedes ponerlo en una botellita y la llevas contigo. Ves dando sorbitos pequeños cada vez que sientas sed.

 

  • Aceite esencial de azahar. Abrazo hidratante.

Nosotras que hemos vivido cómo han invadido nuestro cuerpo y se ha reorganizado de la forma más brutal, perdemos capacidad de retener el agua en nuestra piel. Poco a poco pierde el brillo, la elasticidad y se va llenando de arrugas.

Para las madres que vivís en ciudades o trabajáis en despachos o lugares alejados de las flores primaverales. Este aceite esencial nutrirá vuestra piel de forma natural. Un verdadero abrazo de las flores de la madre tierra sobre nuestro cuerpo desgastado de tanta entrega.

Receta del aceite esencial:

Coloca 4 flores de azahar frescas o una cucharada sopera de flores secas en 300 ml de aceite de almendras. Ponlo en un cazo al mínimo. Si tienes vitro al número 1, si tienes fuego pon el cazo sobre una sartén sobre el fuego (para que haga de difusor). Lo dejas ahí durante 2 horas. Tiene que estar calentito pero no hervir. No queremos freír las flores.

El resultado es un aceite aromático que reconfortará tus sentidos como el abrazo de una madre que te quiere y sabe bien lo que estás viviendo.

 

Queridas madres, ojalá aprendamos a ser más compasivas con nosotras mismas.

Me encantará saber si esto te ha ayudado. Si te gusta y compartes estarás ayudando a otras madres.

Si quieres leer más artículos míos puedes suscribirte a mi newsletter o seguirme en mi Facebook.

Gracias por leerme.

Leyre.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a mi newsletter

Estarás al día de las noticias más nutritivas, y recibirás en tu buzón mi receta de tarta de nísperos.