Aguas saborizadas

Inicio / Recetas / Aguas saborizadas
Aguas saborizadas

Aguas saborizadas

Con la llegada del calor, nuestras de necesidades de hidratación aumentan.

Desde el punto de vista de la alimentación medicinal, me encanta la idea de aportar una dirección a las funciones orgánicas complementando el agua que bebemos. La verdad es que durante el resto del año utilizo muchas infusiones y bebidas calientes en los planes de alimentación personales que hago, y me encanta varíar con estas versiones veraniegas.

Las aguas saborizadas están riquísimas. Recuerdo perfectamente el día de calor hace algunos años ya, estando en un curso de alimentación macrobiótica, donde una compañera me dió a probar su agua de romero fresquita. Me conquistó instantáneamente.

Puedes llevar tus bebidas fresquitas todo el día con la ayuda de los termos tan geniales que vendo en mi tiendita on line. Si les echas un vistazo verás que no son chinos, además de su alta calidad son preciosos.

Te pongo a continuación algunas propuestas:

Agua de rabanitos.

Buena para detoxificar y movilizar. Ideal para el día después de una cena con muchas grasas, queso o patatas. Te ayudará a perder peso en procesos de adelgazamiento.

Aportan vitaminas de los grupos B y C, yodo, magnesio, hierro y potasio.

Antinflamatorio, depurativo, antiséptico, expectorante, diurética. Evitan retención de líquidos. Previenen cistitis e infecciones urinarias.

 

Rallar uno o dos rabanitos según tamaño. Apretar con la mano limpia la pulpa hasta sacar el zumo (o puedes usar una licuadora para sacarles el zumo). Verterlo en 500 ml de agua fría. Introduce un rabanito cortado a trocitos en la botella con sus hojas.

Si bates una hojita de rábanos en el agua potencias mucho más su función.

 

 

Agua de salvia limón.

Refresca, alcaliniza y ayuda a la pérdida de peso.

Es ideal para deportistas por su carácter antiinflamatorio y relajante muscular. Ayuda a los casos de artritis, artrosis y músculos doloridos por sobreesfuerzo o contracturas.

La salvia es también una gran amiga para problemas menstruales. Calman los dolores de vientre y cabeza, irritabilidad, sofocos o falta de deseo sexual.

Es un antibiótico natural que ayuda a prevenir afecciones de garganta, resfriados y/o fiebre.

Verte el zumo de un limón en 500 ml de agua. Introduce una buena rama de salvia. Deja reposar media hora y beber fresquita. Para subrayar su poder medicinal, batir 2 o 3 hojas de salvia en el agua.

 

Agua de romero y pomelo.

Mejora la circulación, regula la presión sanguínea y reduce el colesterol.

Mejora las funciones sexuales, problemas de erección o falta de lívido.

Es depurativo, ayuda a perder peso y evitar retención de líquidos.

 

Verte el zumo de medio pomelo en 500 ml de agua. Introduce una buena rama de romero. Dejar reposar media hora y beber fresquita.

Dejar un comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a mi newsletter

Estarás al día de las noticias más nutritivas, y recibirás en tu buzón mi receta de tarta de nísperos.